3º ESO Texto TURISMO

La imparable expansión del fenómeno que comúnmente conocemos como globalización es una realidad patente. La industria turística, como actividad importante de la economía global no ha sido ajena a este fenómeno y por lo tanto ha ido evolucionando a la par que lo ha ido haciendo la economía en su conjunto, siguiendo los fundamentos teóricos del pensamiento o corriente neoliberal. (…)

No es posible entender el desarrollo que ha ido tomando la industria turística sin relacionarlo con el modelo imperante de creciente producción y con el auge de lo que denominamos sociedades de consumo. Aunque es indudable la necesidad inherente en el ser humano por descubrir, conocer o entender el mundo en el que vive, vemos como el deseo por visitar sitios nuevos o entrar en contacto con culturas exóticas está en auge. Muchas son las razones que podrían explican nuestro deseo por viajar, desde la influencia que ejerce el marketing de las empresas turísticas a la necesidad de escapar de la gran ciudad o del ritmo que impone nuestro modelo de vida. (…) Por otro parte, la influencia de las campañas publicitarias, el auge de las nuevas tecnologías de la información y comunicación o la desregulación de los servicios son factores que permiten explicar el aumento y la diversificación de la oferta turística, facilitando al consumidor nuevas aventuras libres de riesgo, proporcionando productos turísticos para todos los gustos, para intentar satisfacer la insaciable necesidad de consumir que el turista, en términos de relaciones Norte-Sur, puede permitirse debido a su mayor poder adquisitivo. El desarrollo del turismo de masas es por lo tanto un fenómeno que pone en relieve el insaciable deseo de consumo sin límite existente principalmente en los países ricos.

Por lo tanto, podemos afirmar que el auge de la demanda turística y el aumento de la oferta, junto a una progresiva disminución de precios, produce un turismo coherente con la lógica de la economía globalizada.

4º ESO Textos para practicar el examen

Varios textos para practicar:

“En nombre de la Muy Santísima Trinidad, Considerando:
Que la Santa Sede e Italia han reconocido que convenía eliminar toda causa de discrepancia existente entre ambos y Ilegar a un arreglo definitivo de sus relaciones recíprocas que sea conforme a la justicia y a la dignidad de las dos Altas Partes y que, asegurando a la Santa Sede, de una manera estable, una situación de hecho y de derecho que le garantice la independencia absoluta para el cumplimiento de su alta misión en el mundo, permita a esta misma Santa Sede reconocer resuelta de modo definitivo e irrevocable la “Cuestión Romana”, surgida en 1870 por la anexión de Roma al reino de Italia bajo la casa de Saboya; que es necesario para asegurar a la Santa Sede la independencia absoluta y evidente, garantizarle una soberanía indiscutible, incluso en el terreno internacional, y que, como consecuencia, es manifiesta la necesidad de constituir con modalidades particulares la “Ciudad del Vaticano” reconociéndose a la Santa Sede, sobre este territorio, plena propiedad, poder exclusivo y absoluto y jurisdicción soberana; Su Santidad el Soberano Pontífice Pío XI y Su Majestad Víctor Manuel III, rey de Italia, han resuelto estipular un tratado, nombrando a este efecto dos plenipotenciarios, los cuales han acordado los siguientes artículos:

Artículo 1.° Italia reconoce y reafirma el principio consagrado en el artículo 1° del Estatuto del reino, de fecha de 4 de marzo de 1848, en virtud del cual la religión católica, apostólica y romana es la única religión del Estado.

Art. 2.° Italia reconoce la soberanía de la Santa Sede en el campo internacional como un atributo inherente a su naturaleza, de conformidad con su tradición y con las exigencias de su misión en el mundo.

Art. 3.º Italia reconoce a la Santa Sede la plena propiedad, el poder exclusivo y absoluto de la jurisdicción soberana sobre el Vaticano, cómo está constituido actualmente, con todas sus dependencias y dotaciones, estableciendo esta suerte de Ciudad del Vaticano para los fines especiales y con las modalidades que contiene el presente tratado (…).

Art. 4.º La soberanía y la jurisdicción exclusiva que Italia reconoce a la Santa Sede sobre la Ciudad del Vaticano implica esta consecuencia: que ninguna injerencia por parte del Gobierno italiano podrá manifestarse allí y que no habrá otra autoridad allí que la Santa Sede (…).

Art. 8º ltalia considera como sagrada e inviolable la persona del Soberano Pontífice, declara punible el atentado contra ella y la provocación al atentado, bajo amenaza de las mismas penas establecidas para el atentado o provocación al atentado contra el Rey. Las ofensas e injurias cometidas en territorio italiano contra la persona del Soberano Pontífice, en discursos, actos o en escritos serán castigados como las ofensas e injurias contra la persona del Rey (…).
Art. 12º Italia reconoce a la Santa Sede el derecho de legación activa y pasiva según las normas del derecho internacional (…).

Art. 18º Los tesoros de arte y de ciencia que existen en la Ciudad del Vaticano y en el palacio de Letrán permanecerán visibles a los estudiosos y a los visitantes, reservándose a la Santa Sede, sin embargo, plena libertad de reglamentar la entrada del público.

Art. 20º Las mercancías que provengan del exterior y enviadas a la Ciudad del Vaticano se les permitirán siempre pasar por el territorio italiano con plena exención de derecho de aduana y de consumos.

Art. 24º La Ciudad del Vaticano será siempre y en todos los casos considerada como un territorio neutral e inviolable.

Roma, 11 de febrero de 1929.

Pietro, cardenal Gasparri.
Benito Mussolini.”

Pacto de Letrán. Extractos de la primera parte correspondinete a las cláusulas políticas. 1929


4º ESO Texto Churchill

Debemos recordar que estamos en las fases preliminares de una de las grandes batallas de la historia, que nosotros estamos actuando en muchos puntos de Noruega y Holanda, que estamos preparados en el Mediterráneo, que la batalla aérea es continua y que muchos preparativos tienen que hacerse aquí y en el exterior. En esta crisis, espero que pueda perdonárseme si no me extiendo mucho al dirigirme a la Cámara hoy. Espero que cualquiera de mis amigos y colegas, o antiguos colegas, que están preocupados por la reconstrucción política, se harán cargo, y plenamente, de la falta total de ceremonial con la que ha sido necesario actuar. Yo diría a la Cámara, como dije a todos los que se han incorporado a este Gobierno: «No tengo nada más que ofrecer que sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor».

Tenemos ante nosotros una prueba de la más penosa naturaleza. Tenemos ante nosotros muchos, muchos, largos meses de combate y sufrimiento. Me preguntáis:
¿Cuál es nuestra política?. Os lo diré: Hacer la guerra por mar, por tierra y por aire, con toda nuestra potencia y con toda la fuerza que Dios nos pueda dar; hacer la guerra contra una tiranía monstruosa, nunca superada en el oscuro y lamentable catálogo de crímenes humanos. Esta es nuestra política.

Me preguntáis; ¿Cuál es nuestra aspiración?. Puedo responder con una palabra:
Victoria, victoria a toda costa, victoria a pesar de todo el terror; victoria por largo y duro que pueda ser su camino; porque, sin victoria, no hay supervivencia. Tened esto por cierto; no habrá supervivencia para todo aquello que el Imperio Británico ha defendido, no habrá supervivencia para el estímulo y el impulso de todas las generaciones, para que la humanidad avance hacia su objetivo. Pero yo asumo mi tarea con ánimo y esperanza.

Estoy seguro de que no se tolerará que nuestra causa se malogre en medio de los hombres. En este tiempo me siento autorizado para reclamar la ayuda de todas las personas y decir: «Venid, pues, y vayamos juntos adelante con nuestras fuerzas unidas.

Discurso de Churchill a la Cámara de los Comunes
13 de mayo de 1940

4º ESO Textos sobre fascismos, para comentar.

El fascismo niega que el número, por el sólo hecho de ser número, pueda
dirigir las sociedades humanas; niega que este número pueda gobernar gracias a una
consulta periódica. Afirma la desigualdad indeleble, fecunda, bienhechora de los
hombres, que no es posible nivelar gracias a un hecho mecánico y externo como el
sufragio universal. Se puede definir a los regímenes democráticos como aquellos que
dan al pueblo, de tiempo en tiempo, la ilusión de la soberanía. La soberanía efectiva
reposa sobre otras fuerzas, a veces irresponsables y secretas. La democracia es un
régimen sin rey, pero que lo reemplaza por numerosos reyes, a veces más exclusivos,
más tiránicos, más ruinosos que un rey tirano… El fascismo rechaza en la democracia la
absurda mezcla convencional de la igualdad política, el hábito de irresponsabilidad
colectiva, el mito de la felicidad y del progreso indefinido. Pero si la democracia puede
comprenderse de manera diferente, si no significa agrupar al pueblo al margen del
Estado, el fascismo ha podido ser definido por el que escribe estas líneas como una
democracia organizada, centralizada y autoritaria.
“(…) Ni agrupaciones (partidos políticos, asociaciones, sindicatos), ni
individuos fuera del Estado (…). El fascismo quiere un Estado fuerte, poderosamente
organizado e incluso apoyado sobre una amplia base popular. El Estado fascista se
atribuye también el domino económico. Gracias a las instituciones corporativas,
sociales, económicas, creadas por él, el influjo del Estado penetra hasta los más lejanos
tentáculos, mientras que dentro del Estado circulan, encuadradas en sus organizaciones
respectivas, todas las fuerzas políticas, económicas e intelectuales de la nación.”.
MUSSOLINI: La Doctrina del fascismo. 1930.

3º ESO Texto: Los Comuneros

LAS COMUNIDADES DE CASTILLA

“[…] que después dél [Carlos I] no pueda suceder muger ninguna en el reino; pero que no habiendo hijos, que puedan suceder hijos e hijas é de nietas siendo nascidos é bautizados en Castilla; […] quel Rey no pueda poner Coregidor en ningun logar, sino que cada ciudad é villa elijan el primero dia del año tres personas de los hidalgos é otras tres de los labradores, é questos dos que escojeren sean alcaldes de cevil é criminal por tres años, […] que los oficios de la casa Real se hayan de dar á personas que sean nascidos é bautizados en Castilla, […], quel Rey no pueda sacar ni dar licencia para que se saque moneda ninguna del reino, ni pasta de oro ni de plata, é que en Castilla no pueda andar ni valer moneda ninguna de vellon sino fuere fúndida é marcada en el reino.. […] Que cada é cuando alguno hubiere de suceder en el reino, antes que sea rescibido por Rey, […] confiese que rescibe el reino con estas condiciones, […].”

Peticiones de los comuneros en la Junta Santa de Ávila, 1521